Crea tu propia kokedama fácilmente

¿Qué se necesita para hacer una kokedama?

Materiales necesarios:

La técnica de hacer una kokedama requiere de ciertos materiales y herramientas para poder llevarla a cabo de manera adecuada. Los materiales necesarios son:

  • Sustratos: se puede utilizar sustrato universal o turba, tierra de akadama y humus de lombriz. Estos sustratos son necesarios para proporcionar los nutrientes necesarios a la planta y asegurar su correcto crecimiento.
  • Musgo: se utiliza musgo para envolver la bola de sustrato y mantenerlo unido. El musgo también ayuda a retener la humedad y proporciona un aspecto natural y estético a la kokedama.
  • Pulverizador: se utiliza un pulverizador para humedecer el musgo y mantenerlo flexible para poder manipularlo fácilmente.
  • Agua: se necesita agua para humedecer los sustratos y el musgo, así como para regar la planta después de hacer la kokedama.
  • Tijeras: se utilizan tijeras para recortar el musgo y darle forma a la kokedama.
  • Hilo: se utiliza hilo para envolver y atar el musgo alrededor de la bola de sustrato. El hilo también ayuda a mantener la kokedama unida y proporciona un aspecto estético.
  • Palillo de bambú u otro objeto punzante: se utiliza un palillo de bambú o cualquier otro objeto punzante para hacer agujeros en la bola de sustrato y asegurar la planta en su lugar.

Estos son los materiales básicos necesarios para hacer una kokedama. Es posible que se necesiten otros materiales adicionales dependiendo de las preferencias personales y el tipo de planta que se elija.

¿Qué se necesita para hacer una kokedama?

Paso a paso para hacer una kokedama:

A continuación, se presenta un paso a paso básico para hacer una kokedama:

  1. Elige una planta: se puede elegir cualquier planta para hacer una kokedama, pero se recomienda comenzar con una planta de tamaño pequeño. Lo ideal es que la maceta de la planta tenga alrededor de 9 cm de diámetro.
  2. Limpia el musgo: antes de utilizar el musgo, es importante limpiarlo de impurezas como ramitas o hojas. Se puede humedecer el musgo con el pulverizador para que quede flexible y listo para usar.
  3. Mezcla los sustratos: en un recipiente lo suficientemente grande, mezcla los sustratos (sustrato universal o turba, tierra de akadama y humus de lombriz) añadiendo agua poco a poco. Amasa la mezcla hasta que se forme una bola compacta que no se rompa.
  4. Prepara la planta: saca la planta de su maceta y con cuidado, retira parte de la tierra para dejar algunas raíces expuestas.
  5. Forma la bola de sustrato: cubre las raíces de la planta con la mezcla de sustratos formando una bola compacta. Asegúrate de cubrir completamente las raíces y de que la bola quede firme y compacta.
  6. Recubre la kokedama con el musgo: envuelve la bola de sustrato con el musgo limpio y flexible. Utiliza el hilo para atar el musgo alrededor de la bola, asegurándote de que quede bien sujeto.
  7. Haz agujeros: utiliza el palillo de bambú u otro objeto punzante para hacer agujeros en la bola de sustrato donde colocar la planta. Asegura la planta en su lugar presionando suavemente las raíces en los agujeros.
  8. Finaliza y riega: una vez que la planta esté asegurada en su lugar, puedes recortar el exceso de musgo con las tijeras para darle forma a la kokedama. Riega la kokedama con agua para asegurarte de que los sustratos y la planta estén adecuadamente hidratados.
Artículo Relacionado  La mejor temporada para plantar cerco vivo

Este es un paso a paso básico para hacer una kokedama. Cabe mencionar que existen diferentes técnicas y variaciones en la elaboración de las kokedamas, por lo que se pueden encontrar diferentes métodos y recomendaciones según la fuente de información. Sin embargo, estos pasos básicos te darán una idea de cómo hacer tu propia kokedama desde la comodidad de tu hogar.

Recuerda que la técnica de la kokedama es una forma única y hermosa de presentar las plantas, y puede ser una actividad relajante y creativa para disfrutar en casa. Experimenta con diferentes plantas y diseños para crear tus propias kokedamas personalizadas.

¡Diviértete y disfruta de la belleza natural de las kokedamas!

¡Gracias por leer nuestro artículo sobre cómo hacer una kokedama! Esperamos que te haya sido útil y que te animes a probar esta técnica de jardinería tan interesante.

Si tienes alguna pregunta o duda sobre el proceso de hacer una kokedama, ¡no dudes en dejar un comentario! Estaremos encantados de ayudarte y resolver cualquier inquietud que puedas tener.

¡Esperamos que disfrutes de tu experiencia creando y cuidando tus propias kokedamas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Éste sitio web almacena cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más info...