Principales características del roble: resistencia, belleza y durabilidad

Características del roble

El roble, cuyo nombre científico es Ehretia tinifolia L., es un arbusto o árbol perennifolio que puede llegar a crecer hasta 25 metros de altura. Posee una copa redondeada y densa, con hojas lanulosas de aproximadamente 14 cm de largo. Su inflorescencia es terminal y contiene numerosas flores blancas que florecen entre los meses de febrero y mayo. Los frutos del roble son subglobosos, pequeños y de color amarillo, pero se vuelven rojos o púrpuras al madurar.

Hábitat del roble

El roble se encuentra principalmente en las selvas alta perennifolia, medianas subcaducifolia y subperennifolia, así como en la selva baja caducifolia. Estos son los hábitats donde esta especie abunda y se desarrolla de manera óptima.

¿Qué características tiene el roble?

Usos tradicionales del roble

El roble tiene varios usos tradicionales que han sido aprovechados por las comunidades a lo largo del tiempo. En primer lugar, es una especie muy apreciada en la apicultura, ya que produce néctar de buena calidad. Además, el roble es utilizado como un árbol de sombra, debido a su perennidad y a su amplia copa, lo que lo hace ideal para ser plantado en parques, jardines, escuelas, entre otros lugares. Los frutos del roble son consumidos por la fauna silvestre, lo que contribuye a la dispersión de sus semillas. Por otro lado, la madera del roble es utilizada para la fabricación de mangos de herramientas y muebles. También, su corteza molida se utiliza para cerrar heridas.

Estado de conservación del roble

El estado de conservación del roble se considera bueno, lo cual significa que no se encuentra en peligro de extinción ni amenazado. Esto se debe, en parte, a las acciones de conservación llevadas a cabo por el gobierno. Una de estas acciones es la reproducción de la especie en viveros de la Secretaría de Ecología, con el fin de donar posteriormente los ejemplares a programas de reforestación para la restauración ecológica o la reforestación urbana.

Artículo Relacionado  Ficus ideal para exteriores: conoce sus características

En conclusión, el roble es un arbusto o árbol perennifolio que se caracteriza por su altura de hasta 25 metros, su copa redondeada y densa, sus hojas lanulosas, sus flores blancas y sus frutos subglobosos que cambian de color al madurar. Esta especie se encuentra en hábitats de selvas y tiene diversos usos tradicionales, como en la apicultura, como árbol de sombra, para la alimentación de la fauna silvestre y para la obtención de madera y corteza. Además, el roble se encuentra en buen estado de conservación gracias a las acciones realizadas por el gobierno para su reproducción y donación en programas de reforestación.

Espero que esta información te haya sido útil y te haya ayudado a conocer un poco más sobre las características del roble. Si tienes alguna pregunta o duda, no dudes en dejar un comentario y estaré encantado de responder. ¡Hasta pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Éste sitio web almacena cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más info...