Tipos de geranios: una guía completa para conocerlos

Geranios: tipos, cuidados y poda

El geranio es una planta que da lugar a una de las flores más elegantes que existen. Son muy atractivas, de colores vistosos y pueden convertir en un espacio de ensueño cualquier balcón o terraza en el que se planten. Además, su cuidado puede ser extremadamente fácil, sólo hacen falta unos consejos simples para su cultivo, crecimiento y poda.

Tipos de geranios

Existen más de 300 especies de geranios, con una amplia gama de colores y tipos de flores, follaje e incluso aromas. El Pelargonium zonale, más conocido como geranio común, es el más habitual en la mayor parte de las casas. Con flores simples o dobles en blanco, rosa, rojo, burdeos, amarillo, naranja y morado, son fáciles de cultivar, tolerantes al calor y resistentes a la sequía.

¿Cuántos tipos de geranios hay?

Cómo cultivar los geranios

Para plantarlos hay que escoger una maceta mediana o grande, con un suelo rico en materia orgánica al que se le puede incorporar turba o compost, con un buen drenaje, aunque lo mejor es que preguntes en la propia tienda. Se puede plantar a partir de semillas, pero lo más normal es con un esqueje de otra planta. Es importante tener en cuenta que los geranios requieren mucha luz solar para florecer, pero en áreas con veranos calurosos, se recomienda un poco de sombra. Los geranios no son resistentes al frío, pero no hay que retrasar la siembra, porque se corre el riesgo de perderse las temperaturas frescas de la noche que fomentan la brotación. Hay que esperar a que pasen las heladas y proceder a ello. La clave para cultivar geranios en macetas con éxito es colocarlos en lugares soleados y fuera de los vientos.

Artículo Relacionado  Atún Rojo vs Bonito: ¿Cuál es más caro?

Cuidados de los geranios

Los geranios son plantas que requieren pocos cuidados, pero es importante tener en cuenta ciertos aspectos para que crezcan sanos y fuertes:

Riego: Los geranios necesitan un riego moderado, evitando el exceso de agua que puede pudrir las raíces. Es recomendable regarlos cuando el suelo esté seco, pero sin llegar a que esté completamente seco.

Fertilización: Es necesario fertilizar los geranios cada 2 o 3 semanas durante la época de crecimiento, utilizando un fertilizante líquido para plantas con flores. Esto les proporcionará los nutrientes necesarios para un adecuado desarrollo y floración.

Poda: La poda de los geranios es necesaria para mantener su forma y estimular una mayor floración. Se recomienda podar las ramas más largas y marchitas, así como las flores marchitas para favorecer el crecimiento de nuevas flores.

Protección contra plagas: Los geranios son susceptibles a algunas plagas como pulgones, ácaros y moscas blancas. Es importante estar pendiente de posibles infestaciones y aplicar los tratamientos adecuados en caso de ser necesario.

Cómo podar los geranios

La poda de los geranios es fundamental para mantener su forma y estimular una mayor floración. A continuación, se detallan los pasos para podar correctamente los geranios:

1. Retirar las flores marchitas: Es importante remover las flores marchitas para evitar la formación de semillas y estimular el crecimiento de nuevas flores.

2. Podar las ramas largas y débiles: Se deben podar las ramas más largas y débiles para mantener la forma compacta de la planta y favorecer la aparición de nuevos brotes y flores.

3. Recortar las ramas secas o dañadas: Si se encuentran ramas secas o dañadas, es necesario recortarlas para evitar la propagación de enfermedades y estimular el crecimiento de ramas sanas.

Artículo Relacionado  Mejores momentos para regar cactus de piedra

4. Mantener una forma equilibrada: Durante la poda, es importante mantener una forma equilibrada de la planta, recortando las ramas más largas para igualar la altura y el tamaño de la planta.

5. Limpiar y desinfectar las herramientas de poda: Después de realizar la poda, es necesario limpiar y desinfectar las herramientas de poda para evitar la propagación de enfermedades.

En resumen, los geranios son plantas muy populares debido a su belleza y fácil cuidado. Existen más de 300 especies diferentes, con una amplia variedad de colores y tipos de flores. Su cultivo requiere de un suelo rico en materia orgánica, una buena exposición al sol y un riego moderado. Además, es importante realizar una poda adecuada para mantener la forma de la planta y estimular una mayor floración. Con estos cuidados básicos, los geranios pueden dar vida y color a cualquier balcón o terraza.

¡Gracias por leer sobre los diferentes tipos de geranios! Si tienes alguna pregunta o quieres compartir tu experiencia con estas hermosas plantas, no dudes en dejar un comentario. Estaré encantado de ayudarte en lo que necesites. ¡Hasta pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Éste sitio web almacena cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más info...