Tiempo de reproducción de una hoja de suculenta: todo lo que necesitas saber

Gua prctica para reproducir tus suculentas fácilmente

Propagar suculentas a partir de sus raíces es mucho más sencillo de lo que crees. No es necesario comprar decenas de suculentas para darle vida a tu hogar. En realidad, basta con tener un par de tus especies favoritas y esperar a que crezcan un poco para reproducirlas y tener un jardín lleno de ellas.

La forma más sencilla de reproducir las suculentas es a través de las hojas y aunque es posible hacerlo en agua o directamente en la tierra, el camino más efectivo para lograr que una hoja eche raíces requiere de un procedimiento sencillo para el que únicamente necesitas una botella de plástico, tijeras y agua. Descubre cómo hacerlo y conseguir nuevas plantas en semanas:

¿Cuánto tarda en reproducirse una hoja de suculenta?

1. Elige la suculenta madre y las hojas a reproducir

El primer paso es elegir con cuidado las hojas que se van a arrancar de la suculenta para su propagación. Procura que la planta madre no tenga signos de deshidratación o exceso de agua, que sus hojas tengan un color intenso y estén cubiertas de pruina, ese polvo que les da un aspecto blanquecino y funciona para captar agua, proteger además de proteger a la planta del sol y de los hongos.

Elige al menos cinco hojas que se encuentren en la parte inferior de tu suculenta (las más pegadas a la tierra). Arráncalas con cuidado y desde la base, evitando que se rompan a la mitad. Es más probable que las hojas más grandes logren enraizar de mejor forma.

2. Prepara el recipiente y perfralo

Toma una botella de plástico, de preferencia transparente y de un litro de capacidad. Con ayuda de un cuchillo u otro instrumento filoso realiza pequeñas perforaciones, de forma que puedas insertar las hojas de suculenta alrededor de la botella.

Artículo Relacionado  Época de floración de los Nenúfares: Todo lo que debes saber

Cuidadosamente, introduce las hojas en cada orificio hasta poco menos de la mitad y agrega agua suficiente para cubrir la base de la botella. Cierra el recipiente con su tapa y colócalo en un sitio donde reciba la mayor parte de horas de sol indirecto durante el día.

3. Mantén el agua y las hojas en observación

Es importante que revises el agua de la botella cada dos o tres días para asegurarte de que no se haya evaporado por completo y que aún cubra las bases de las hojas. Si es necesario, añade más agua para mantener el nivel adecuado.

Además, debes estar atento al estado de las hojas. En las primeras semanas es normal que se marchiten y se caigan algunas, pero también deberás observar si aparecen pequeñas raíces en las bases de las hojas. Las raíces de las hojas deberán brotar poco a poco aproximadamente a las dos semanas.

4. Transplanta las hojas en macetas individuales

Cuando las hojas hayan desarrollado raíces de al menos un centímetro de largo, es hora de trasplantarlas a macetas individuales con tierra especial para suculentas. Realiza un pequeño agujero en la tierra con tus dedos y coloca la hoja de suculenta en el agujero, asegurándote de que las raíces estén completamente cubiertas.

Después del trasplante, coloca las macetas en un lugar donde reciban luz solar indirecta y riega las hojas de manera suave para evitar que se pudran. Poco a poco, las hojas comenzarán a desarrollar nuevas plantas y podrás observar cómo crecen y se fortalecen.

5. Cuida y disfruta de tus nuevas suculentas

Una vez que las nuevas plantas hayan crecido lo suficiente, podrás cuidarlas de la misma manera que lo haces con tus suculentas adultas. Recuerda que estas plantas requieren de poca agua, por lo que es importante no excederte en el riego para evitar que las raíces se pudran.

Artículo Relacionado  Top 5 plantas con mal olor que debes evitar

Además, asegúrate de proporcionarles suficiente luz solar indirecta y mantenerlas en macetas con buen drenaje para evitar que el exceso de agua se acumule en las raíces. Con el tiempo, podrás disfrutar de un jardín lleno de suculentas que reproduciste fácilmente a partir de hojas.

En conclusión, reproducir una hoja de suculenta puede tardar aproximadamente dos semanas en desarrollar raíces. Sin embargo, el proceso completo de crecimiento y fortalecimiento de la nueva planta puede llevar varias semanas más. Con paciencia y cuidado, podrás disfrutar de una hermosa colección de suculentas que propagaste tú mismo.

Espero que esta información sobre el tiempo de reproducción de las hojas de las suculentas haya sido útil para ti. Si tienes alguna pregunta adicional o deseas compartir tu experiencia, no dudes en dejar un comentario. ¡Nos encantaría escuchar de ti!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Éste sitio web almacena cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más info...