Mejora la producción de tus árboles frutales con injertos en el momento adecuado

¿Cuándo se hacen los injertos en árboles frutales?

Si son injertos de frutales, se aconseja realizarlo durante la primavera y en climas templados. Esto también se realiza para el caso de los injertos de nuez o aguacate. En cambio si son árboles de cítricos, también se podrían hacer en otoño.

Los injertos de plantas

¿Cuándo se hacen los injertos en árboles frutales?

Los injertos son un método que consiste en unir un trozo de tejido de una planta con otra para que ambas plantas crezcan como una sola y exhiban las mismas características. Es un gran método de propagación de plantas porque es el único método que permite mantener dichas características sin semillas.

Los injertos aumentan la resistencia a las bacterias o virus que podrían estar en el suelo, ahorrando espacio ya que el injerto permite manipular plantas o cultivos a dos tallos, y en el caso de los injertos frutales, aumenta la calidad, número y tamaño del fruto.

Métodos de injertos de plantas

Para realizar estos injertos de plantas existen varios métodos, de los cuales explicaremos cómo se realizan cuatro de ellos a continuación:

Injerto de yema en T o de escudete

1. Corta 1,9 cm de profundidad en la yema y 1,3cm por debajo de la misma. El corte debe ser profundo, pero solamente para obtener la parte interior verde.

2. Haz un corte en el árbol que realizarás el injerto (patrón) con forma de T que mida 2,5cm (tanto horizontal como vertical) y abre ambas partes de la corteza. En este paso debes tener en cuenta que no debe haber cerca ninguna yema para la adecuada realización del injerto.

3. Introduce el injerto dentro de la T anteriormente realizada de tal manera que encaje a la perfección.

Artículo Relacionado  Abedul: el árbol perfecto para tu jardín

4. Ata con una cinta especial el injerto en el patrón de tal manera que no esté muy ajustado ni que cubra la yema. Después de un mes dicha cinta se empezará a aflojar y, en su defecto, retráela con cuidado.

5. Vigila su crecimiento.

Injerto de yema con astilla

1. Haz dos cortes en tu patrón alrededor de 3,2cm paralelas entre sí de tal forma que se saque un trozo de corteza. En dicha corteza se coloca el injerto con la yema en el centro. Recuerda siempre que coincidan el patrón y el esqueje porque sino, no surgirá efecto.

2. Atalo con un material elástico de goma especial para injertos.

3. Retíralo al cabo de un mes si no se aflojó por sí solo.

4. Vigila su crecimiento.

Injerto inglés de lengüeta

1. Se debe realizar este injerto con patrones del mismo diámetro, normalmente entre 0,6cm y 1cm.

2. Realiza un corte en forma de V en el extremo superior del patrón.

3. Haz un corte en forma de V en el extremo inferior del injerto.

4. Une ambas partes de forma que la lengüeta del injerto encaje perfectamente en el corte del patrón.

5. Ata con una cinta elástica para injertos.

6. Vigila su crecimiento.

Injerto de púa

1. Realiza un corte en forma de cuña en el patrón.

2. Realiza un corte en forma de cuña en la púa.

3. Une ambas partes de forma que encajen perfectamente.

4. Asegura con cinta elástica para injertos.

5. Vigila su crecimiento.

Estos son solo algunos de los métodos de injertos de plantas que se pueden realizar. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas, por lo que es importante investigar y elegir el método más adecuado para cada tipo de planta y objetivo que se desee alcanzar.

Espero que esta información sobre cuándo se hacen los injertos en árboles frutales haya sido útil para ti. Si tienes alguna pregunta o necesitas más detalles, no dudes en dejarme un comentario. Estaré encantado de ayudarte. ¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Éste sitio web almacena cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más info...