El mejor método para crear abono foliar casero

Cómo hacer un abono foliar casero

Abonar las plantas es tan importante como regarlas o darles una ubicación adecuada. Sin abono, la planta acaba por agotar los nutrientes del suelo en el que está, y después de esto no tardará en enfermar o marchitarse. Y aunque hay muchos tipos de abonos ecológicos que puedes usar en tus plantas y cultivos, el abono foliar es uno de los que más rápido se absorben, y resulta por tanto especialmente adecuado para tratar plantas débiles o enfermas.

Si quieres aprender cómo hacer un abono foliar casero y ecológico, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde.

¿Cómo hacer abono foliar casero?

Para qué sirve el abono foliar

Antes de detallar cómo se hace el abono foliar de forma casera y ecológica, te explicaremos para qué sirve exactamente. Las plantas crecen a partir de tres elementos básicos: luz solar, agua y nutrientes. Los dos primeros son conocidos por todo el mundo y muy evidentes en su suministro a la planta, pero el tercero no siempre resulta tan claro.

Cuando vas a plantar en maceta, lo mejor es añadir al sustrato humus o compost de algún tipo para enriquecerlo con materia orgánica que alimente a la planta. En exterior esto no es tan común, pero también da muy buenos resultados con el cultivo ya que, aunque las raíces tengan más espacio para buscar alimento, también lo acabarán agotando.

Una forma de dar vitalidad a la planta y mejorar su crecimiento es aplicarle abono regularmente, sobre todo cuando empieza su temporada de crecimiento. Este puede aplicarse de forma tradicional, en la tierra o añadido al agua de riego, o de forma foliar. Las plantas terrestres vienen de las algas, que no tienen sistema radicular y absorben los nutrientes directamente por sus hojas. Las plantas terrestres aún conservan esta capacidad y, no solo pueden hacerlo, sino que su absorción de nutrientes por las hojas es mucho más rápida.

Artículo Relacionado  Receta fácil para fabricar jabón líquido casero

Abono foliar de cola de caballo y ortiga

Una de las recetas más sencillas y efectivas para hacer abono foliar casero es utilizando cola de caballo y ortiga. Estas plantas son conocidas por sus propiedades fertilizantes y fortalecedoras de las plantas.

Para hacer este abono casero, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Medio kilo de ramas y hojas de cola de caballo
  • Medio kilo de ramas y hojas de ortiga
  • 2 litros de agua

El procedimiento es el siguiente:

  1. Hierve medio kilo de ramas y hojas de cola de caballo y medio kilo de ramas y hojas de ortiga en 2 litros de agua durante media hora.
  2. Deja reposar la mezcla durante un día entero.
  3. Cuéla la mezcla para quedarte con el líquido, que ya es utilizable como abono foliar.

Este abono es rico en minerales y nutrientes como el nitrógeno, potasio y fósforo, que son esenciales para el crecimiento de las plantas. Además, la cola de caballo y la ortiga contienen sílice y otros compuestos que refuerzan la estructura de las plantas y las hacen más resistentes a enfermedades y plagas.

Cada cuánto tiempo usar el abono foliar

La frecuencia de uso del abono foliar dependerá del estado de las plantas y de sus necesidades nutricionales. En general, se recomienda aplicar el abono foliar cada 15 días durante la temporada de crecimiento de las plantas.

Es importante tener en cuenta que el abono foliar no debe sustituir al abono tradicional, sino complementarlo. Es decir, es necesario seguir aportando nutrientes a las plantas a través del sustrato o el riego, pero el abono foliar puede ser un refuerzo adicional para asegurar una nutrición óptima.

Artículo Relacionado  Clasificación de los hongos: una guía completa

Cómo usar el abono foliar

La aplicación del abono foliar es muy sencilla. Solo necesitarás una regadera o un pulverizador para rociar las hojas de las plantas con el abono líquido. Asegúrate de cubrir todas las hojas, tanto en el haz como en el envés, para garantizar una absorción completa.

Es recomendable aplicar el abono foliar en las horas de menor radiación solar, como por la mañana temprano o al atardecer, para evitar que las gotas de abono se conviertan en lupas y quemen las hojas de las plantas.

Recuerda que cada tipo de planta tiene sus propias necesidades nutricionales, por lo que es importante investigar y conocer las recomendaciones específicas para cada especie. Además, es importante recordar que el abono foliar no debe ser la única fuente de nutrientes para las plantas, sino que debe complementarse con otros tipos de abonos y cuidados adecuados.

En resumen, hacer un abono foliar casero es una forma sencilla y efectiva de proporcionar nutrientes adicionales a nuestras plantas y fortalecer su crecimiento. El abono foliar de cola de caballo y ortiga es una opción muy recomendable por sus propiedades fertilizantes y fortalecedoras. Recuerda usarlo complementariamente a otros abonos y cuidados adecuados para asegurar una nutrición óptima de tus plantas.

Espero que esta información sobre cómo hacer abono foliar casero te haya sido útil. Si tienes alguna pregunta o duda, no dudes en dejar un comentario y estaré encantado de ayudarte. ¡Gracias por leer!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Éste sitio web almacena cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más info...